Tipos de cerramientos para balcones a tu medida

Tipos de cerramientos para balcones y terrazas en pisos
 

Hoy en día es una práctica habitual realizar cerramientos de terrazas y tanto en edificios particulares como en locales comerciales ya que permiten ganar metros cuadrados y proteger el espacio del agua, la suciedad, el frío y el ruido.

Normalmente estos espacios, sobre todo en edificios residenciales, son pequeños y no se aprovechan al máximo durante el año, así que una buena solución es cerrarlos.

La verdad es que visto así todo son ventajas, siempre que lo más condicionante, el precio, te permita llevar a cabo la instalación.

Tipos de cerramientos de terrazas y balcones

Los tipos de cerramientos vienen determinados por el material con el se fabrica la perfilería de la estructura del cierre. Dependiendo de las condiciones térmicas y acústicas que necesite tu vivienda o local te convendrá unos u otros.

Cerramiento de Terraza en barrio Puerta de la Carne, en Sevilla

Principalmente son tres los tipos de cerramientos que se instalan hoy en día:

Cerramientos para terrazas en Cristal

Son los que mejor quedan estéticamente y los que mejor se integran en la estructura de una fachada, ya que no utilizan perfilería vertical y por lo tanto da la sensación de que no hay cerramiento. Además su forma de apertura permite que el espacio quede diáfano.

Cerramientos de terrazas en PVC

Te garantizan las mejores condiciones acústicas y térmicas si vives en zonas con mucho ruido o la climatología es fría. Además de la perfilería, es importante el tipo de acristalamiento que elijas para tener el máximo confort.

Cerramientos de balcones en Aluminio

Aunque el rendimiento térmico y acústico no es tan bueno como el PVC, los cerramientos de aluminio con rotura de puente térmico consiguen unos resultados impecables. Tus necesidades son las que van a marcar el tipo de material a elegir.

Normativa a tener en cuenta en los cerramientos

El cierre de terrazas se ha convertido en una práctica habitual en las viviendas y locales ya que te permite ganar metros cuadrados.

 Si vas a realizar una obra de este tipo, debes saber que existen normativas que lo regulan y por lo tanto es de obligado cumplimiento hacerlo dentro de la legalidad. Son tres cosas a tener en cuenta:

1. Ley de propiedad horizontal

Esta ley, en el artículo 7, regula que toda actuación que implique el cambio del aspecto externo de un edificio debe tener el consentimiento de la comunidad de vecinos, ser aprobado en la junta de propietarios y estar reflejado en el acta.

Si en tu edificio ya existe este consentimiento en los estatutos de la comunidad o está aprobado en la junta de propietarios no necesitarás pedir permiso para cerrar la terraza de aluminio, PVC o madera.

2. Obtener permiso del ayuntamiento

Una vez que tienes el consentimiento anterior, el siguiente paso es acercarte al ayuntamiento de la localidad donde se va a llevar a cabo la reforma para pedir el permiso de licencia de obra. Mucha gente se olvida de este paso y es imprescindible para que no tengas problemas posteriormente.

Para obtenerlo debes llevar el consentimiento de la comunidad de vecinos y un arquitecto, si la normativa municipal lo permite, te expedirá el permiso oportuno.

3. Casos especiales que se pueden dar en tu comunidad

Existen casos especiales en los cerramientos de terrazas que te puedes encontrar en tu comunidad, los hemos clasificado en tres tipos:

  • Ya existen cerramientos en tu comunidad: puede que existan cerramientos en tu comunidad y que te denieguen o denuncien por que la obra que has hecho genera problemas que los cerramientos existentes no. Para ello la junta de propietarios deberá demostrarlo y si no te convence llevarlo a los tribunales.
  • Ya existen cerramientos pero son ilegales: si existen cerramientos de terrazas ilegales y no se han denunciado, el hecho de colocar uno nuevo no es constituyente de alteración de fachada y por lo tanto se podría colocar.
  • Has realizado la obra sin permiso y ha pasado varios años: si has ejectuado la obra sin permiso y no te han denunciado en varios años, no se podrá exigir al vecino que retire el cerramiento.

Consecuencias si no cumples la normativa

Es de sentido común que si no has respetado las condiciones legales descritas anteriormente tendrás que deshacer los trabajos hechos dejándolo como estaba. Por lo tanto, infórmate bien antes de gastarte el dinero en una obra si no quieres llevarte las manos a la cabeza cuando sea demasiado tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies